ENVÍANOS TU INFORMACION

foxyform
miércoles, 1 de enero de 2014

“INTERNET A S/.30 LLAME AL 98…”

Este tipo de mensajes pueden fácilmente captarse con la red wi-fi del celular en varios distritos de la capital. La persona titular de este número muy probablemente sea un usuario que adquiere internet de manera formal, pero que vía un router instalado en el exterior de su casa revende la señal hasta a 3 km a la redonda. No es la única manera de hacerlo, aunque sí la más común, pues también hay quienes compran formalmente el servicio y vía cableado interno del edificio o la quinta, lo revenden a sus vecinos. Hay varias formas y, aunque no lo crean, las enseñan en academias de la capital. ¿Piratas a nombre de la Nación?
Los revendedores, obviamente, afectan la caja de las empresas concesionarias, pero también perjudican la calidad del servicio de los usuarios formales, reducen la recaudación del Estado y las oportunidades de recibir internet que tienen quienes viven en localidades aún no cubiertas (se estima que su penetración en hogares del país llega a 25.5%, según INEI 2013).
No cabe duda de que el internet es clave para el desarrollo del país, pues en promedio aporta el 1.9% del PBI de los países en desarrollo (McKinsey, 2012) y su penetración se relaciona directamente con el crecimiento del PBI, la creación de empleo y el nivel de ingresos en los países de la región (CEPAL, 2013). En nuestro país, ha pasado de 1.2 a 1.5 millones de usuarios entre 2011 y 2012, lo cual sería una excelente noticia si no fuera porque de un año para otro la piratería ha crecido en 40%, llegando a ocupar nada menos que 24% del mercado.
A través de contratos de concesión, obviamente, se debe poner metas de expansión exigentes, pero si no logramos controlar la expansión de la informalidad, difícilmente se logrará masificar este servicio. Más allá de realizar campañas de valores y educativas, tan necesarias para que la gente cambie de actitud, hay varias medidas que desde el gobierno se pueden/deben evaluar:
¿Debe prohibirse la reventa de internet o más bien establecerse una licencia para hacerlo?
¿Se pueden fijar topes a la cantidad de equipos a conectar, tras lo cual OSIPTEL puede presumir que se trata de piratas?
¿Pueden establecerse topes a los niveles de descarga a ser realizados por los usuarios?
El MTC y OSIPTEL tienen la palabra.
A TRAVÉS DE CONTRATOS DE CONCESIÓN, OBVIAMENTE, SE DEBE PONER METAS DE EXPANSIÓN EXIGENTES, PERO SI NO LOGRAMOS CONTROLAR LA EXPANSIÓN DE LA INFORMALIDAD, DIFÍCILMENTE SE LOGRARÁ MASIFICAR ESTE SERVICIO

     .." DE TODOS LOS DISTRITOS "??"

       

de vuelta al barrunto..!

Tags