ENVÍANOS TU INFORMACION

foxyform
Escribe: Renato Arana. Nueva ruta. Gobernadores de Lima, Junín y Huancavelica presentaron días atrás al Ministerio de Transportes y Comunicaciones el proyecto de mejoramiento de una carretera que sería una nueva alternativa a la Carretera Central ante los constantes bloqueos por fuerzas naturales o conflictos sociales. La República recorrió este prospecto de vía para comprobar su ventaja respecto al ahorro de tiempo.
Solo en este año, la Carretera Central sufrió cinco bloqueos ya sea por acción de la naturaleza o por la mano del hombre.
En marzo, a la altura de Chosica, producto de los huaicos. En mayo, un grupo de 200 estudiantes la bloquearon a la altura de La Oroya. En junio, trabajadores de Doe Run impidieron el paso de vehículos durante once horas también en La Oroya. El mismo grupo de trabajadores volvió a repetir la escena al mes siguiente.
El último bloqueo se registró el 11 de agosto, por cuarta vez en La Oroya, y dejó varados, por casi 48 horas, a miles de vehículos, en su mayoría interprovinciales entre los kilómetros 150 y 170 de esta vía troncal.
Además, producto de este último bloqueo, el Mercado Mayorista de Frutas en La Victoria sufrió un serio problema de desabastecimiento. Las empresas de la región Junín vinculadas al agro, turismo, transporte y minería perdieron todas juntas 25 millones de soles, según cálculos de las Cámaras de Comercio de Huancayo, Chanchamayo y Tarma.
Aun así, en los periodos en los que no estalla algún conflicto social o desastre natural, la Carretera Central presenta desventajas para el viajero debido a la fuerte congestión que padece. Solo trasladarse de Lima a Huancavelica toma 12 horas, por ejemplo (tramo Lima-La Oroya-Huancayo-Izcuchaca-Huancavelica).
Nueva alternativa
Conectar la capital con la sierra central del país debe contar con otras vías importantes, aparte de la Carretera Central y la Vía Los Libertadores. Por este motivo, días atrás, los gobernadores de Huancavelica, Glodoaldo Álvarez; Junín, Ángel Unchupaico; y Lima, Nelson Chui, se reunieron con el titular del Ministerio de Transportes (MTC), José Gallardo. La razón: proponerle el mejoramiento de una carretera que uniría Huancavelica y Lima en 8 horas como máximo (para vehículos pesados) y 6 horas como mínimo (para vehículos livianos).
Una de las ventajas sería el abaratamiento de productos en las tres regiones, los cuales presentan sobreprecios a causa de la distancia y el pago de flete. "El kilo de camote en Cañete cuesta 30 céntimos, mientras que a Huancavelica llega a tres soles por la tremenda vuelta que se dan los camiones por Huancayo. Además nuestros productos como papa nativa, quinua, truchas y otros se podrían ofertar a buenos precios en la costa", resaltó el Gobernador de Huancavelica.
Un equipo de La República decidió experimentar por cuenta propia esta potencial alternativa vial, desde la zona urbana de Huancavelica hasta el poblado de San Jerónimo en Yauyos, región Lima. El viaje debería haber tomado alrededor de cuatro horas, pero en nuestro caso se excedió una hora y media, debido a las paradas que se tuvo que realizar para las respectivas fotos en más de cinco puntos de la carretera.
Tramo asfaltado
8 y 48 de la mañana. Un camino de cinco metros de ancho (de un solo carril) da inicio a este proyecto de carretera en Yananaco, un barrio donde se encuentra el hospital departamental de Huancavelica.
El río Vichu, que atraviesa la región, corre a la vera izquierda de la carretera decenas de metros más abajo al pie de los precipicios.
Esta zona se caracteriza por acoger al único local del Senati en la región y el camal municipal en el que se sacrifican, a diario, unas 50 cabezas de ganado, entre ovejas y alpacas y 10 reses como máximo.
El pavimento provisional de 5 centímetros de espesor hace que este tramo del camino se recorra con facilidad, pese que solo cuenta con una vía. "A lo que se aspira es a que se amplíe a ocho metros de ancho para que sea de doble sentido", explica Odón Mendoza, ingeniero de la oficina de infraestructura vial y estudios del gobierno regional.
La velocidad promedio es de 70 kilómetros por hora.
Vía afirmada
9 y 20 de la mañana. A 19 kilómetros de iniciado el recorrido, el viajero llega a Lachocc y aquí el pavimento es reemplazado por material afirmado (aplanado). En este punto, aparece una bifurcación, hacia la izquierda, el camino se dirige hasta Pisco. Una nueva bifurcación se halla 14 kilómetros más adelante en el desvío Armas Chincha. El último jueves este tramo estuvo cubierto por capas de nieve de hasta 20 centímetros, producto de las nevadas.
A estas alturas (4,300 metros sobre el nivel del mar) escasea la presencia humana. Solo se divisa a ganaderos que arrean alpacas y ovinos en el sector de Cotay, a 50 kilómetros de camino.
El paisaje está salpicado de lagunas de varios tamaños en las que chapotean parihuanas.
Trocha hacia Lima
11 y 15 de la mañana. A partir de la comunidad campesina de Tipicocha (85 kilómetros de iniciado el recorrido) el vehículo debe reducir la velocidad a 30 o 40 kilómetros por hora. El motivo es que el camino deja de ser terreno afirmado (aplanado) para dar paso a una trocha carrozable de dos metros y medio de ancho.
Para la persona acostumbrada a recorrer asfalto sobre cuatro ruedas, la trocha es sinónimo de tortura al volverse un camino lleno de desniveles y curvas cerradas... y, si a esto se suma la altura (más de 4,500 metros sobre el nivel del mar), el organismo humano sufrirá de mareos y dolores de cabeza.
Ensanchar este sendero, explica Odón Mendoza, requerirá del trabajo de bulldozers que podrán avanzar entre 400 a 500 metros diarios, una velocidad aceptable ya que se trata de material suelto.
12 y 27 de la tarde. En el kilómetro 115 se ingresa a Yauyos, ya en la región Lima. El vehículo deberá trasladarse a 30 kilómetros por hora pues se bordea una serie de cerros a cuyos pies se hallan quebradas. Los eucaliptos dominan el paisaje en lo profundo.
12 y 45 de la tarde. Siete kilómetros más adelante, aparece el pueblo Florida antes del desvío a Viñacc. Todos los poblados que recorre el camino lucen desiertos pues los campesinos se ocupan de trabajar sus tierras durante el día.
El recorrido se torna dificultoso al abandonar Florida (kilómetro 155) debido a la verticalidad que adquieren los cerros. Diversas vueltas en U, al borde de precipicios de cientos de metros, pueden asustar al viajero poco experimentado. "Este es el tramo más crítico de 700 metros", advierte Odón Mendoza.


El proyecto de carretera se abre en medio de roca sólida, la cual sería ensanchada con el uso de explosivos.
2 y 16 de la tarde. Nuestro recorrido finaliza tras recorrer un total de 164 kilómetros y a 1,220 metros sobre el nivel del mar: el centro poblado de San Jerónimo, en Yauyos.
El resto de la travesía (de Cañete a Lima) se complementa a través de la ruta Nor Yauyos Cochas-Huancayo y luego por la Carretera Panamericana con dirección al norte.
¿Será una realidad la carretera Huancavelica-Tipicocha-Cañete-Lima? Ello lo decidirá el Ministerio de Transportes.
Se estima, de acuerdo a fuentes del Gobierno Regional de Huancavelica, que en las próximas semanas un equipo de este ministerio hará el recorrido completo a esta ruta (desde Huancavelica hasta Cañete) para evaluar la viabilidad de este proyecto interregional, cuya inversión de 750 millones de soles correrá por cuenta del Gobierno Central.
Enfoque
¿Vale la pena insistir en más carreteras?
Lino de la Barrera - Experto en transporte
Me parece genial este proyecto, pero en realidad hay que repensar en si el modelo que estamos usando es el apropiado: si insistir más en carreteras o plantear seriamente sistemas masivos de transporte de mercancías y pasajeros como una vía ferroviaria. ¿La modalidad es incentivar más presencia de camiones? Es bueno preguntarse eso cuando Perú no es un productor de petróleo.
Además, vale hacer un pequeño análisis de la viabilidad de la carretera y de lo que económicamente representa. Me parece bien que se planteen cosas, pero los presidentes regionales no tienen autonomía para poder hacer, porque dependen del MTC que tiene un presupuesto organizado. Y así el MTC vaya a Huancavelica a hacer ese estudio de viabilidad significa que recién después de 3 o 4 años estará la carretera. Entonces, después de esa espera tendremos un estudio definitivo para poder licitar... y, en ese tiempo transcurrido, quizá las necesidades de viaje ya hayan cambiado.
En cifras
18 meses es el tiempo aproximado de ejecución de la obra.
12 m de ancho (tipo carretera nacional) es lo que se propone en el proyecto.
445 km es el total del recorrido por la ruta Lima-La Oroya-Huancayo-Izcuchaca-Huancavelica en 12 horas para vehículos pesados.

     .." DE TODOS LOS DISTRITOS "??"

       

de vuelta al barrunto..!

Tags